Una Catalana con un Vasco!

La elección para la boda fue el Monasterio de Sant Cugat y la celebración en Can Magi, un entorno precioso para que los que venian de fuera,  disfrutaran de un lugar muy cerca de Barcelona.